Los cerdos son animales muy curiosos que buscan continuamente nuevos estímulos, ya sea hozando en el suelo buscando alimentos o con el mordisqueo. Este comportamiento natural puede evolucionar hacia el canibalismo produciendo lesiones en cola (caudofagia) y también, aunque menos frecuentes, en flancos, orejas y extremidades.

En el actual sistema de producción porcina intensiva, el canibalismo supone un problema que ocasiona grandes pérdidas económicas debido a los decomisos en matadero de canales con abscesos en médula espinal, cojeras, animales retrasados, tratamientos antibióticos y aumento de la tasa de mortalidad, además de una disminución del bienestar animal en las explotaciones.

La práctica más utilizada para la prevención de este problema es el raboteo o corte de cola de los lechones al poco tiempo de nacer, sin embargo al tratarse de un problema multifactorial el canibalismo sigue apareciendo en muchas explotaciones. Como consecuencia, la Unión Europea publicó la Directiva 2008/120/EC, donde se dictamina la prohibición del corte de cola en los lechones de forma rutinaria.

En España, tras una auditoría europea en 2017 se estableció un Plan de acción para la prevención del raboteo sistemático.

DRACOBITE es un producto disuasorio que ayuda en el tratamiento preventivo y curativo de los brotes de canibalismo.

Está compuesto por un potente amargante que, debido a su alta concentración, tiene un efecto inmediato a su aplicación, además contiene un dermoprotector que proporciona una rápida recuperación de las heridas ya producidas. También incluye un colorante que nos ayuda a concretar la zona de aplicación y a distinguir a los animales que ya se les ha aplicado el producto.

La aplicación debe realizarse por pulverización sobre las zonas de riesgo o sobre las zonas ya afectadas dos veces al día durante 5-7 días.

En pruebas de campo realizadas con DRACOBITE, se comprobó que a las 24 horas de la primera aplicación las mordeduras habían cesado y las heridas presentaban un aspecto seco.

Ficha técnica